Belleza

Bondad: Calidad de bueno.

Equilibrio: Armonía, proporción.

Libertad: Facultad de actuar como queremos sin obligación alguna.

Lúdica: Del juego o relativo a él.

Elegancia: Gracia y distinción en el porte, el vestido y los modales.

Zafiro: Piedra preciosa transparente de color azul.

Armonía: Proporción y correspondencia de las partes de un todo.

Placer: Sentimiento experimentado a causa de algo que agrada.

Atracción: Acción de atraer.

Sublime: Excelso, eminente.

Naturaleza: Esencia y propiedad de cada ser. Orden y disposición de todos los elementos del Universo.


Belleza: del griego, kállos, kalli, belleza, kalón, bondad del latín venustas

La belleza es un concepto, una cualidad presente en una cosa, objeto o persona que produce un placer intenso a la mente, y proviene de manifestaciones sensoriales. Podría definirse como el esplendor de la forma a través de la materia.

la belleza se encuentra en la mente de quien la aprecia, se refiere al conjunto de valores, referentes y expectativas. Es un diseño significativo, Expresado de otra manera, la belleza es una de las cualidades de personas, objetos, lugares, ideas, es un complejo de experiencia perceptuales complejas que proporcionan placer y significado. La experiencia subjetiva de belleza a menudo implica la interpretación de alguna entidad o hecho en equilibrio y armonía con la naturaleza. Esto conduce a los poderosos sentimientos de atracción y bienestar emocional.

En su sentido más profundo, belleza puede engendrar una experiencia sobresaliente de reflexión positiva sobre el significado de la existencia de alguien o de algo. “Un objeto de belleza” es un objeto mental es algo que revela un significado íntimo (inmanente) o social, es algo ejemplar que brinda enseñanzas que pueden ser religiosas y morales y a menudo estas se enfocan en la divinidad y la virtud de la belleza, y ubican a la belleza natural como un manifestación de espiritualidad y verdad….

En la antigüedad clásica ya se encuentran datos más plausibles acerca de la belleza, además de un buen numero de estudios y reflexiones. La belleza constituía una cualidad que hacía que algo se mostrase relevante, grato, edificante. A esta cualidad se le llamó armonía, euritmia, pathos.

En la remota antigüedad faraónica aparecieron los primeros cánones de belleza que indicaban cuáles tenían que ser las proporciones idóneas para que un cuerpo, objeto, o edificación se viese digno, bello.

Esta percepción de la belleza se siguió manteniendo en las culturas griegas y romanas, a sí como en las de la Edad Media. Como consecuencia del auge del cristianismo de esa época, la belleza dependía de la intervención de Dios. De modo que, si se consideraba bello algo, es porque había sido una creación divina y de esta se aprendía, la belleza era enseñanza, a este fenómeno a esta forma ejemplar de enseñanza se le llamo virtud Didascálica.

En la visión medieval la belleza material era externa, física o sensible. se pensaba que esta cualidad se marchitaba con el tiempo. La belleza espiritual no se corrompía con el tiempo, sino que permanecía en el interior nuestro y con el paso del tiempo se iba acrecentando: la sapiencia, la bondad, el amor, la misericordia, la simpatía

En la historia, en el trayecto del concepto belleza, con el paso del tiempo llegaron otras etapas, con otras visiones; como es el caso del Renacimiento. Muchos autores están de acuerdo en que el concepto de belleza volvió a ser el de la antigüedad grecolatina, porque se empezaron a tomar valores de aquella época que se habían omitido en la Edad Media. Uno de estos valores fue la concepción más naturalista más vital (mimética) de la belleza, que sirvió de inspiración a los artistas de la época.

Muchos autores consideran que la belleza es lo que resulta agradable a los sentidos y a la inteligencia que por consiguiente causa placer, pero no todo lo que nos causa placer tiene por qué ser bello.

El contrario de la belleza es la fealdad, el caos que estimula el descontento, la incertidumbre y engendra una percepción profundamente negativa del momento, el objeto o ambiente.

Estética: gr, aisthetikós, aisthánesthai, estudio de las sensaciones, las emociones, los sentimientos, las nociones y los valores.

La comprensión y definición de la naturaleza y el conocimiento de la belleza es uno de los temas claves en la disciplina filosófica conocida como Estética.

El compositor y crítico Robert Schumann se distinguió entre dos clases de belleza, natural y poética. El primero se encuentra en la contemplación de naturaleza, mientras que el último se descubre en la intervención consciente, creativa del hombre en la naturaleza. Schumann indicó que en la música ambas clases de belleza aparecen, pero la belleza natural es el placer simplemente sensual. La belleza poética es una experiencia intelectiva que se inicia en los sentidos, en la interpretación del perceptor, en la decodificación de los datos sensoriales, y en la contrastación con sus referentes. Una idea común sugiere que la belleza exista en el aspecto de las cosas y de la gente que es saludable. Una buena manzana será más hermosa que una magullada. También, la mayoría de la gente juzga a los seres humanos físicamente aptos y eficientes, tanto físicamente como en un estrato más profundo. Expresamente ellos, como se cree, poseen una variedad de rasgos positivos y características súi géneris, sublimes.

No solamente lo útil, adecuado, seguro posee belleza, hay muchos ejemplos significativos contrarios. Un inhóspito y escultórico glaciar, o las sensuales dunas del infértil desierto. Muchas personas encuentran la belleza en la naturaleza salvaje, hostil; aunque esto pueda ser amenazante, o al menos sin relaciones a cualquier sentido de benevolencia, de confort… Otro tipo de contraejemplo son las obras de arte cómicas, sarcásticas, o grotescas, que pueden tener otros atributos, pero son raras veces sublimes. Además, una bestia puede ser hermosa, pero no benéfica, una tormenta eléctrica es emocionante, catártica pero también peligrosa, las monumentales llamas de un incendio son embriagantes pero destructivas, el aprecio a la belleza depende del conocimiento, del estado anímico, la identificación y el contexto .

La teoría más temprana de belleza puede ser encontrada con las reflexiones de los filósofos griegos a partir del período presocrático, como Pitágoras. La escuela Pitagórica vio una fuerte conexión entre las matemáticas y la belleza. En particular, notaron que los objetos que poseen equilibrio son más llamativos. La arquitectura griega clásica está basada en esta vista de exactitud y proporción. La investigación moderna también sugiere que las personas cuyos rasgos faciales son equilibrados y armónicos son más atractivas que aquellas cuyas rasgos no los son.

La belleza, en toda la historia, generalmente era asociada con el bien. De la misma manera, el contrario de belleza generalmente, como se considera, es la fealdad, la torpeza y a menudo se asocia con lo enfermo, con lo miserable. De la misma manera, la belleza según Johann Wolfgang von Goethe, de sus 1809 Afinidades Electivas, está “un invitado siempre es bienvenido”. Goethe declaró que la “belleza humana” actúa con mucha mayor fuerza sobre sentidos interiores que sobre los externos, de modo que lo que él contempla está exento del mal y le procuran la armonía con él y con el mundo.”

Lo sublime es una categoría estética, derivada principalmente de la obra Περ ψους (”Sobre lo sublime”) del desconocido escritor griego Longino, y que consiste fundamentalmente en una belleza extrema, capaz de arrebatar al espectador a un éxtasis más allá de su racionalidad, o incluso de provocar dolor por ser imposible de asimilar.

Según el concepto original de Longino, que sería recuperado por filósofos y críticos de arte posteriores, lo sublime se caracteriza por una belleza extrema, que produce en el que la percibe una pérdida de la racionalidad, una identificación total con el proceso creativo del demiurgo, del artista y un gran placer estético. En ciertos casos, lo sublime puede ser tan puramente bello que produce dolor en vez de placer.

Según Longino, hay cinco caminos distintos para alcanzar lo sublime: “grades pensamientos, emociones fuertes, ciertas figuras de habla y de pensamiento, dicción noble y disposición digna de las palabras”.

http://www.math.nus.edu.sg/aslaksen/teaching/math-art-arch.shtml

http://es.wikipedia.org/wiki/Número_áureo

http://www.unitone.org/naturesword/sacred_geometry/unity/in_geometry/

http://vereda.saber.ula.ve/historia_arte/gris_liquido/grisliquido6/reflexvi/index.htm

http://www.divulgamat.net/weborriak/TestuakOnLine/03-04/PG03-04-jiextremiana.pdf

http://rt000z8y.eresmas.net/El numero de oro.htm – 6

http://nacho.myweb.io/index.html

http://madiamadia.blogspot.com/2007/02/el-numero-y-la-divina-proporcion.html

Roberto Real de León – Julia Vargas Rubio – Marco Antonio Flores Enríquez

Fuente: http://arquepoetica.azc.uam.mx/escritos/belleza.html


About this entry